Seguridad con drones

La seguridad en el sector de los RPAS (drones) es uno de los asuntos que más preocupación provocan a las autoridades en el mundo. Las crecientes amenazas a la seguridad como pudimos ver hace unos pocos días con el caso de geenpeace estrellando un aparato no tripulado contra una instalación nuclear francesa, incluyendo el riesgo al sobrevolar lugares que hasta ahora se consideraban segregados pero que con la expansión de estos aparatos deben protegerse aplicando medidas mitigadoras.

Para frenar estos actos la empresa DJI, líder en el desarrollo y fabricación de RPA tomó importantes medidas que a día de hoy se siguen aplicando para obligar al usuario a verificar que el sistema le permite volar en el área deseada.

Desde el punto de vista de los operadores nos corresponde a nosotros ser conscientes de los lugares en los que está permitido volar o realizar operaciones especializadas con drones. El cumplimiento estricto de la actual normativa, los protocolos de comunicación a la hora de desarrollar un trabajo especializado y las medidas de mitigación tomadas por operador y pilotos son los aspectos más importantes para poder llevar un trabajo a cabo sin repercutir en ninguna irregularidad la cual, en caso de producirse conlleva sanciones económicas elevadas.