Incorporación de drones en la construcción

Las empresas de construcción están implementando hoy en día la tecnología de equipos aéreos no tripulados con un efecto increíble beneficiándose de las ventajas en materia de seguridad y protección y permitiendo actualizar los métodos tradicionales de adquisición de datos topográficos y de gestión de proyectos.

– Mejoras en seguridad y protección

Los trabajadores de la construcción tienen que ser precavidos cuando están en una obra. Su perspicacia es esencial para evitar peligros y una distracción por menor que sea puede resultar peligrosa en un momento dado. Ya sea una superficie inestable u objetos que se puedan desprender los riesgos son reales y toda precaución es crítica.

Para aliviar parte de esa carga en materia de seguridad los drones pueden ayudar a monitorear un sitio de trabajo. Las imágenes aéreas permiten ver una operación o actividad desde múltiples ángulos permitiendo detectar peligros potenciales antes de que ocurra algún problema grave.

Las empresas también pueden usar estos equipos aéreos no tripulados para protegerse en caso de robos o vandalismo, el uso de drones en seguridad los convierte en un elemento disuasivo eficaz contra esa clase de delitos.

– Mejoras en el levantamiento de tierras

Los métodos tradicionales de topografía están dejando paso a la tecnología moderna. Un proyecto de construcción es por lo general un proceso complicado que requiere mucha mano de obra, los drones han reducido el esfuerzo necesario en la planificación y organización permitiendo adquirir datos topográficos de una manera más rápida.

A la hora de topografía un terreno se requiere tanto un trabajo de campo como de oficina. El técnico debe hacer mediciones precisas del lugar con el fin de registrar esa información para su uso posterior. Esto requiere que a menudo tengan que permanecer en la obra durante largos periodos de tiempo estando expuestos a las condiciones adversas del lugar, tanto naturales como provocadas por la maquinaria y equipo ahí presente.

Sin embargo, estos mismos procesos con ayuda de los equipos no tripulados se traducen en una reducción de la mano de obra y los costes aumentando la velocidad y eficiencia de la operación. El uso de imágenes para generar volúmenes o el uso de láseres de alta precisión permite detectar las variaciones en el terreno necesarios en la generación de informes previos a la obra.

– Mejoras en la gestión de equipos

Todo proyecto tiene un cronograma establecido y un proceso de construcción no está exento de esto dado que el incumplimiento de este puede suponer un sobrecoste para la empresa. Los responsables de un proyecto tienen que tomar decisiones para dirigir a los distintos equipos con el fin de optimizar el trabajo y los recursos económicos lo que a veces resulta difícil de conseguir.

Con un equipo aéreo no tripulado supervisando el lugar de la construcción se puede proporcionar a los trabajadores información en tiempo real, lo que proporciona a los responsables un mayor control sobre todas las variables que afectan al lugar con el objetivo de prevenir los problemas antes de que ocurran o bien si estos son inevitables poder subsanarlos rápidamente para limitar las pérdidas provocadas.